Adiós Gene 2017 ¡entre agua, pintura y lodo!

La generación 2017 de la Unidad Valle Alto, tuvo una movida despedida de su preparatoria.
Los chavos dejaron un mensaje en un muro, recibieron la bendición del capellán de la escuela, Pbro. Andrés Espinoza; sembraron el árbol de su generación, llenaron la cápsula del tiempo que abrirán dentro de diez años, se tomaron la última foto como generación en las escaleras del puente y, entre pintura y aplausos de los chavos de gene abajo, recorrieron lo que ha sido su escuela durante tres años.
Luego vino la fiesta, la música, los inflables, el agua para bañar a los que no corrieron, la revolcada en el lodo y el baño en el río para quitarse la tierra. En síntesis, fue un último día normal para una generación inolvidable. ¡Que esa alegría y esas ganas de vivir se mantengan siempre, Gene 2017!



Comentarios

Entradas populares de este blog

Traen a Francia al teatro, chavos del IB de la UVA

¡Tercera llamada!

Olimpiada Matemática 2018